“Keepers of the flame” Peter & Paul Reynolds

Cada niño es una luz.

Cada niño brilla con su propia luz, la suya.

Los adultos tenemos que aprender a respetar esa luz; sin etiquetas, sin juicios, sin críticas. Simplemente acompañarla para que brille con su máxima potencia.

Puede que nosotros no la comprendamos, puede que sea diametralmente opuesta a nuestra forma de hacer y ver el mundo, pero eso no tiene que ser un impedimento para apoyar y acompañar desde el respeto y el amor.

Sólo así, se transmite el respeto y amor hacia el otro, el respeto y amor a la diferencia, el respeto y amor hacia el ser humano.

Brilla con tu propia luz para ayudar a iluminar el camino de las luces que te acompañan, ese es nuestro mayor reto ser maestros de la luz.

Jamás te rindas, con paciencia y amor es posible hacer brillar la más pequeña luz.

Gracias por leernos.

Olga Perona

www.amth.org

www.reikibarcelona-amth.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s